e-Commerce: crea y crece tu marca vendiendo en línea

por: , agosto 17, 2022.

En el pasado, el alcance de una empresa estaba limitado por la cantidad de personas que podían ingresar físicamente a través de las puertas principales de una tienda. Hoy en día, el e-commerce nos permite llegar a clientes de todo el mundo. El aumento en el uso de Internet y el crecimiento de las redes sociales han facilitado que los propietarios de negocios de e-commerce lleguen a una nueva combinación diversa de clientes. Pero, ¿qué es o significa e-commerce? Lo veremos ampliamente en este artículo.

El e-commerce, también conocido como comercio electrónico, se refiere a la compra y venta de productos o servicios en línea. Podemos completar una transacción de comercio electrónico utilizando cualquier dispositivo que se conecte a Internet (computadoras, teléfonos inteligentes, tabletas, etc.), y podemos comprar casi cualquier cosa: ropa, música, acciones, boletos de avión, medicamentos y más.

En 2019, aproximadamente 1920 millones de personas compraron bienes o servicios en línea. En el mismo año, las ventas globales de comercio electrónico alcanzaron los 3,5 billones de dólares y, según las últimas previsiones de Statista, las ventas minoristas electrónicas alcanzarán los 6,5 billones de dólares para 2023.

Tipos de modelos de comercio electrónico

Existen distintos tipos de e-commerce de acuerdo con el mercado al que van dirigidos los bienes que comercializamos. Podemos mencionar entonces:

1. Empresa a consumidor (B2C): cuando una empresa vende un bien o servicio a un consumidor individual final (por ejemplo: si compramos un par de zapatos de un minorista en línea).

2. Business to Business (B2B): cuando una empresa vende un bien o servicio a otra empresa (por ejemplo: una empresa vende consumibles de oficina para que lo utilicen otras empresas)

3. Consumidor a consumidor (C2C): cuando un consumidor vende un bien o servicio a otro consumidor (por ejemplo: cuando una persona vende una computadora usada a otro consumidor).

4. Consumidor a empresa (C2B): cuando un consumidor vende sus propios productos o servicios a una empresa u organización (por ejemplo: un influencer ofrece a una marca exposición a su audiencia en redes sociales a cambio de una tarifa, o un fotógrafo licencia sus fotografías para que una empresa las use).

Los beneficios del e-commerce

Si bien hay muchas razones para iniciar un negocio de comercio electrónico, hay algunos beneficios destacables que podemos esperar una vez que pongamos en marcha nuestro negocio.

Conveniencia. El e-commerce ofrece lo mejor en comodidad y accesibilidad. Los compradores pueden encontrar exactamente lo que necesitan, en cualquier momento, directamente desde su escritorio o dispositivo móvil. Más comodidad para el cliente se traduce en más negocio para nuestra empresa.

Transacciones sin fronteras. Una tienda física limita las operaciones comerciales a un área geográfica específica. Un sitio de e-commerce, por otro lado, permite llegar a más clientes a nivel mundial, lo que maximiza nuestro potencial de ventas.

Ganancias mientras duermes. Internet nunca duerme. Con una tienda física, es probable que operemos durante un horario comercial habitual. Con el comercio electrónico, nuestros productos están disponibles para su compra en cualquier momento para clientes de todo el mundo.

Escalabilidad. A medida que crece nuestra base de clientes, podemos expandir nuestro negocio. Si bien la expansión de una tienda física generalmente significa reubicarse o reestructurarse, con el e-commerce simplemente será necesario aumentar el ancho de banda en la plataforma para acomodar más tráfico y pedidos. 

Experiencias personalizadas. Con el comercio electrónico, podemos aprovechar el poder de la inteligencia artificial para crear una experiencia de compra personalizada para nuestros clientes. 

Acceso a tecnología innovadora. A medida que la tecnología continúa mejorando, encontraremos más formas de optimizar nuestros procesos comerciales, ahorrando así tiempo y dinero. Existe una variedad de aplicaciones e integraciones que nos ayudan eficientar nuestras operaciones comerciales en línea de manera relativamente económica.

Marketing asequible y eficaz. En lugar de depender de métodos de marketing tradicionales, tendremos una variedad de canales de marketing relativamente asequibles para atraer clientes a nuestro e-commerce. El marketing de motores de búsqueda, los anuncios orgánicos y pagados en redes sociales y el marketing por correo electrónico y las atuomatizciones nos permiten llegar a un mercado mejor segmentado por un costo menor.

E.commerce Vs. Marketplace

El e-commerce y el marketplace son dos tipos diferentes de plataformas. Una tienda de comercio electrónico es un sitio web propio e independiente, por ejemplo: las plataformas de venta de marcas como Loverpool, Levi’s o Nike. Por otro lado, un marketplace es una plataforma donde los consumidores encuentran vendedores, se conectan y compran bienes, por ejemplo: sitios como Amazon, Mercado Libre o AliExpress.

Principales diferencias entre e-commerce y marketplace

Esquema de negocio

Un marketplace es un sitio web que vende productos de varios vendedores, mientras que un comercio electrónico es un sitio web que vende productos de una sola marcar a varios clientes.

Partes involucradas

Hay tres partes involucradas en un marketplace: el administrador de la plataforma, los vendedores y los compradores, pero solo hay dos partes en un sitio de comercio electrónico: el vendedor y el comprador.

Dinero y costos

Una de las principales ventajas de un marketplace es que los vendedores pueden ahorrar tiempo y dinero inicialmente, ya que no tienen que configurar ni mantener el sitio web. Configurar y mantener un sitio de comercio electrónico costará mucho tiempo y dinero.

Marketing y branding

Los vendedores del marketplace pueden usar la confianza del consumidor y el reconocimiento de su marca para acceder a una gran audiencia de compradores potenciales de inmediato, pero cuando un vendedor crea un sitio de comercio electrónico, tiene que gastar tiempo y dinero para comercializar el sitio web, la marca y el producto, aunque tendrá un total control de la experiencia de marca que vivirá el usuario en su plataforma.

Acceso a la data de los compradores

La data orginada por los compradores es un activo de gran valor para las marcas, pues permite diseñar experiencias personalizadas y conocer el comportamiento de compra de los usuarios, entre otras cosas. Cuando comercializamos productos en un marketplace, esa data queda en posesión y control del mismo, por lo que no tendremos acceso a la misma, como sería el caso si tuviéramos nuestra propia plataforma de e-commerce.

Cómo iniciar un negocio de comercio electrónico

Podemos resumir el proceso de iniciar un negocio de e-commerce en una serie pasos claros:

  1. Evaluar la audiencia y la demanda de un producto.
  2. Investigar a la competencia.
  3. Investigación de modelos de negocio y estrategias de venta.
  4. Nombrar y registrar el negocio.
  5. Diseñar la marca y la experiencia que esta ofrecerá.
  6. Investigar y configurar los procesos de envío y cumplimiento.
  7. Adquirir un dominio y crear el sitio de e-commerce.
  8. Desarrollar un plan de marketing para atraer y convertir clientes.
  9. Asegurar los perfiles sociales y crear una comunidad.
  10. Lanzar el sitio.

En Mixen podemos ayudarte con cada uno de estos pasos para que tu negocio de comercio electrónico sea un éxito y se consolide lo antes posible. Contáctanos y cuéntanos tu idea. Platiquemos. 

Comparte esto a tus amigos: