Ver todos
  • Escrito por Stephanie Garay
  • Rol en Mixen: Diseño Gráfico y Cuentas

Buenos hábitos en la oficina

Entre más crecemos más responsabilidades tenemos, eso es cierto y llega un momento en el que nuestra salud corre por nuestra cuenta, el tener que decidir entre una hamburguesa o una ensalada se convierte en una de las decisiones más difíciles a cierta edad, porque llega un punto en el que nuestro cuerpo nos exige alimentarnos sanamente, es ahí en dónde “tu vida independiente” no es como creías, dormir a la hora que quieras o las horas que quieras, comer todo lo que te plazca, sin tener a mamá diciéndote que debes de comer más saludable y obligándote a hacerlo. ¡Oh si! Esta es la realidad, nuestro cuerpo nos dice cuando estamos abusando de la comida o de la sedentariedad y para muchos nuestros hábitos, tiempos y economía cambian completamente y aun así hay que darse el tiempo para tener lo más posible una vida sana.

Así que recomiendo:

  • Hacer tu despensa el fin de semana.
  • El domingo haz platillos que puedas congelar y consumir durante la semana.
  • Llévate fruta y verduras para los snacks.
  • Siempre ten agua en la oficina y procura tomar durante todo el día
  • Llévate un jugo o smoothie como parte básica de tu mañana, reducirás antojos y te nutrirás, los puedes hacer una noche antes.
  • Lleva tés son super buenos para tu cuerpo.
  • Procura incluir la ensalada en la comida.
  • No tengas comida en el escritorio, así evitaras comer por ocio, aburrimiento y estrés.
  • Lleva “Lunch” de tu casa y evita comprar comida, eso ayudará también a tu economía.

¡Se trabaja mejor, cuando te sientes bien!