Ver todos
  • Escrito por Alejandra Bolaños
  • Rol en Mixen: Diseño y redes sociales

Combatiendo el estrés en la oficina ¡S.O.S!

El estrés y el trabajo vienen de la mano, se convierten en los mejores amigos con forme va pasando el tiempo y vas creciendo, pero esto no debe ser impedimento para lograr tus tareas.

Hay manera divertidas de combatirlo, aun cuando creas que te está consumiendo conforme pasan los días, como por ejemplo escuchar música, tomar una caminata (no importa si sólo es la tienda o a la cafetería) o bien para algunas personas que tienen sus vicios, una taza de café, una coca cola o hasta un cigarro pueden ayudar a la hora del estrés.

Recuerda que es parte dé; habrá días en los que no puedas más con la saturación de trabajo o simplemente no sea un buen día para ti emocionalmente hablando, pero lo importante es saber manejarlo.

No tomes nada personal, es un consejo que puedo darles, en algunos trabajos se tiene mucho contacto con el cliente, y sabemos que cada cabeza es un mundo, así que no falta el cliente que necesita una atención especial, (tan especial como su carácter) que puede sacarte de tus casillas, o a el cliente al que no le gusta tu trabajo y no logran entenderse, a pesar de cada situación recuerda que el show debe continuar.

No dejes que un mal rato arruine tu día y se interponga en tu rendimiento, relájate y deja ese trabajo que te tiene tan agobiado a un lado e inicia otra cosa, así lograrás distraerte y terminar con otras tareas pendientes, sin darle importancia a eso que te está estresando y no te dejaba continuar.

También recuerda que todo lo que pasa en la oficina se queda en la oficina: al salir del trabajo siempre deja todos esos pendientes ahí, en la oficina, donde van. Ve a casa y relájate, despéjate de todo problema o cliente difícil, nunca dejes que arruinen tu tarde y mucho menos dejes que se interpongan en tu espacio personal.

Una buena charla siempre es la solución: en la oficina tenemos nuestras medias horas de relax, nuestro momento de platicar y desahogarnos de todo eso que tenemos arrastrando, porque desahogarse también es bueno y con quien mejor que tus compañeros de trabajos los cuales saben de lo que estas hablando y se identifican en un instante.

Con la charla viene la risa y que mejor terapia que ella, ten en cuenta que el estrés es parte de nuestra ahora “vida adulta” y tenemos que lidiar con él, pero nunca dejar que nos consuma, ¡Y a disfrutar que ya es Viernes!