Ver todos
  • Escrito por Constanza Muñoz
  • Rol en Mixen: Diseño y Redes Sociales

Ganar-Ganar: Diseño Social

Cuando incursionamos en el mundo del diseño tenemos responsabilidad social sobre nuestro trabajo, pues es real: en nuestras manos está el poder de transformar, plantear y abrir caminos si lo hacemos de forma correcta. 

Es tan complejo y padrísimo que genera necesidad de consumo, pero también es capaz de presentar alternativas integrales; es una cadena eterna de información, pues el diseño sin contenido, es sólo adornos en la sala de estar. ¡Busca que todo funcione! 

 

"Los diseñadores tienen una doble obligación; contractualmente con sus clientes y moralmente con los usuarios y destinatarios finales de su trabajo".— Hans Höger

 

El diseño social está en constante evolución: para mi amigo Luis es el diseño de una sociedad mejor y un planeta sustentable; para mí, es la participación de mi entorno en el proceso. Es válido seguir las dos direcciones, pues la finalidad de ambas es la siguiente: que las cosas sucedan.

Vivimos una era digital exhaustiva, una era en la que grandes empresas y la innovación apenas aprenden a hablar la misma lengua. Por esta razón, es necesario (casi obligatorio) brindar un valor extra al servicio y/o al producto para que las corporaciones crezcan. ¡No! No es filantropía, no es "asistencia" y tampoco es la venta de árboles con etiqueta para su plantación, es posicionarnos en el futuro y todos sus posibles desenlaces para elaborar un plan de acción y generar una solución para la problemática: llenar vacíos y despejar dudas.

Debe permitirnos integrar a la comunidad, gestionar los recursos e intercambiar conocimientos básicos y útiles, y en el camino, fortalecer al equipo de trabajo, al cliente y al mercado. 

 

Ser diferente es la clave y ganar-ganar, ese es el diseño social.