Ver todos
  • Escrito por Constanza Muñoz
  • Rol en Mixen: Diseño y Redes Sociales

Mis tasks en orden: ¿qué debo hacer?

Dispersa, necia y torpe.
Siempre hay proyectos, siempre hay algo nuevo qué hacer, y si eres cómo yo, ¡aguas! Necesitamos armas extra para cumplir con nuestras tareas y entregar proyectos en tiempo y forma. ¡No te sientas desbordado! Está cañón, pero no es imposible. Por eso, si estás pasándolo mal, me veo en la obligación de aconsejarte (aunque nadie me ha pedido feedback) y ayudarte a pulir esa área, cómo la chica desorganizada organizada que soy.

Como dice Hermione Granger: Ordena tus prioridades.
¡Arma una lista! No hay nada cómo agendar tus pendientes: puedes plasmarlos en papel, pero también te puede funcionar calendarizar online o en alguna aplicación en tu escritorio. 

Pasarlas del plano mental a una hoja hace una diferencia tremenda. 

Quizá estás inmerso en muchas proyectos que aunque no son prioridad, definitivamente requieren tu atención. Yo te recomiendo Meistertask. Esta aplicación para escritorio te permite agregar proyectos y dividir tareas en "abiertas", "en progreso" y "completas". No profundices tanto en subtópicos, pues esto tampoco es esencial. En mi estado empírico puedo decirte que al acomodar mis tareas en la última columna (completas), me permite evaluar mi progreso y ser eficaz. ¡Está padrísimo ver tu avance!

Importante y urgente son dos conceptos distintos
Identifica lo importante de lo urgente. Una tarea puede ser primordial, pero el tiempo para concretarla puede ser más extenso que el de una tarea de menor importancia. El cliente es fanático de la frase "en sentido de urgencia". ¡No te estreses! Evalúa tu listado y acomódate, no pasa naaada. 

Y bueno, ¿cuánto tiempo me tomará?
Es fundamental que analices el tiempo que pueda tomarte realizar cada tarea (y subtareas) y ofrecerle al cliente un lapso con el que puedas cumplir. Es importante que comuniques tus inquietudes sobre el proyecto para que no tropieces en el camino y puedas terminar puntual tus tareas. Como diseñador, debes saber qué tanto peso puedes cargar en tus hombros.

 

No necesitas sacrificar tus horas de sueño y tardes en familia por el trabajo. Quizá deberás atender un tiempo extra algunos proyectos (a veces es muy duro, lo sé), pero si eres constante y organizado, podrás sacar adelante todas tus "tasks".

Recuerda: Dispersa, necia y torpe. ¡Todo es posible!